Coleccionistas

lunes, 14 de julio de 2014


Hoy me presenté al último día de una muestra de coleccionistas, en ella pude apreciar extraordinarias colecciones que eran capaces de transportarte a diferentes épocas y lugares a través de la observación de determinados objetos agrupados en aquella exposición gracias al esfuerzo y dedicación de aquellas personas.



En esta imagen se ven antiguos cascos romanos usados por los bomberos de aquella época. Son bastante pesados debido a que están hechos de bronce y a mano.
De su lado izquierdo se puede apreciar algo parecido a un plumero, estos se incorporaban en asuntos oficiales para así diferenciar de rango a los militantes.



Dentro de las exposiciones hubo una que llamó particularmente mi atención, era precisamente el puesto de una pareja coleccionista de Matryoshkas.


Las Matryoshkas son muñecas de madera que llevan intrínseca la idea de maternidad y fertilidad, a la vez que son un símbolo de la tierra rusa. El hecho de que las muñecas pequeñas vayan dentro de las mayores viene a simbolizar el hecho de que la madre da a luz a una hija, la hija da a luz a otra hija y así sucesivamente. Asimismo, también sugieren la idea de riqueza y vida eterna, estas muñecas rusas siempre han transmitido un sencillo y eterno mensaje de amistad y amor.
Personalmente, estas muñecas me parecen inmensamente preciosas y llenas de gracia.
Estas personas tenían bajo su poder solamente muñecas originales, es decir, hechas a mano y con extremo detalle por artistas rusas. Su precio borda entre los 500.000 y el millón de pesos, esto debido a que son consideradas obras de arte. Así como pinturas fabricadas por artistas famosos, las Matryoshkas serán más caras y valoradas si son hechas por reconocidas autoras de estas muñecas, quienes siempre dejarán su firma en la parte de abajo de la muñeca madre, osea, la muñeca principal que lleva en su interior a todas las demás.
Muñecas originales se consiguen por mandados especiales desde Rusia, Holanda y Alemania, pero eso nunca cambiará el hecho de que sean siempre hechas por artistas rusas.
En la exposición pude apreciar Matryoshkas de todo tipo, incluso holandesas y alemanas. También las habían aquellas que contaban historias, esto quiere decir que en cada muñeca había un dibujo que representaba una situación, a medida que habrías cada muñeca, en la siguiente se te mostraba la continuación ¿¡no es adorable!? Pero mi favorita fue una que no se abría, sino que la apoyabas en alguna superficie horizontal, y con pequeño golpecito esta se empezaba a balancear de un lado a otro sin perder el equilibrio gracias a su peso. Pero esto no es todo, ¡la muñeca sonaba! en su balanceo se escuchaba un tierno tintinear, como una caja musical. ¡Me encantó!
Las Matryoskas no son fáciles de conseguir, pero pueden llegar a tus manos a través de la coleccionista Roxana Arancibia, quien me dijo que puedes elegir la muñeca que quieras de un catálogo y dejar todo en sus manos. Por si alguien desea alguna Matryoshka, se puede dirigir al e-mail: r.arancibia.r@gmail.com.
Yo por mi parte, creo que pediré una para mi próximo cumpleaños, aunque creo que deberá ser con bastante anticipación.

Colección de antiguas monedas chilenas
Colección de llaves y cerraduras antiguas
 Saqué foto a toda muestra que me llamó la atención. En su mayoría fueron todas muy interesantes y divertidas, llenas de historia y sustancia que era contada con extrema emoción por parte de su dueño.

Artefacto que mantuvo el ambiente armonioso
durante la exposición, tocando temas que la
gente podía elegir dentro de una caja llena de discos.

¡No podía faltar una colección de Los Beatles!

Una experiencia gratificante y muy fructífera en su aprendizaje. En mi ciudad no suelen presentarse muchos acontecimientos culturales pero por suerte estamos en vacaciones de invierno, eso significa que mucho más se acerca. Me presentaré en todo lo que sea posible para así redactar más entradas como esta, que por cierto fue muy divertida de escribir, y compartir mis descubrimientos con algún cibernauta que se interese por temas como estos.
Sin nada más que decir, ¡me despido!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...