Mitología chilota

sábado, 21 de febrero de 2015

Hace poco tuve la oportunidad de visitar el Archipiélago de Chiloé, ubicado al sur de Chile en la Región de Los Lagos. Estuve recorriendo toda la Isla Grande de Chiloé, la isla de mayor tamaño y la que ocupa casi la totalidad del archipiélago.

Chiloé es una transformación de Chilhué, la adaptación al español de chillwe, palabra que en mapudungun significa 'lugar de chelles. Los chelles, también llamados cáhuiles o gaviotines, son aves blancas de cabeza negra, muy frecuentes en las playas y lagunas del archipiélago.

Los primeros exploradores y conquistadores españoles que llegaron a las islas en 1567, la denominaron como Nueva Galicia, al considerar el de Galicia en España y por ser esta la tierra de origen del jefe de la expedición, Martín Ruiz de Gamboa, pero ese término no prosperó y se mantuvo el nombre Chiloé.

Lo que diferencia a Chiloé del resto de Chile es su gran riqueza folclórica y cultural debido a su aislamiento. De las cosas más preciadas está su arquitectura, por ésta razón sus iglesias han sido nombradas patrimonio de la humanidad, su rasgo característico está en que han perdurado a pesar de estar hechas de madera.

Iglesia San Francisco en Castro

Palafitos en Castro

Chiloé tiene una variada mitología, sus orígenes son una mezcla de las creencias de los primeros habitantes y de las introducidas por los europeos.
Aquí les traigo una recopilación de los mitos más conocidos de la cultura chilota ¡Disfruten!

El Caleuche

Barco fantasma que aparece y desaparece con una gran facilidad. En días de neblina, quienes han logrado verlo, cuentan que es un barco maravillosamente iluminado y que su tripulación de brujos cantan y bailan al compás de preciosas melodías con las cuales atraen y encantan a algunos comerciantes para surtirlos de mercaderías. Se cuenta que los comerciantes que han tenido contacto con los brujos se iniciaron con pequeñas cosas y hoy son comerciantes prósperos e importantes en la zona.
Este barco también tiene una misión, transportar a los brujos. Este se puede transportar tanto bajo como sobre el mar.
Al desaparecer de forma inesperada deja en el ambiente un extraño ruido de cadenas y los ecos de la música.

Pincoya

Mujer de belleza extraordinaria en la cual se personifica la fertilidad de las costas de Chiloé y sus especies marinas, a ella se le atribuye la escasez o abundancia de peces y mariscos.
La Pincoya suele aparecer en las costas con el Pincoy, su marido, el cual se sienta a cantar sobre una roca en donde atrae a la Pincoya y la envuelve con su voz melodiosa haciéndola entrar en una danza frenética, sensual y maravillosa. Si baila vuelta hacia el mar habrá mucha abundancia y si bailase vuelta hacia la playa habrá escasez.
Pescadores la han visto en los roqueríos peinando su cabellera larga. Cuando los chilotes naufragan la Pincoya acude en su auxilio.


Trauco

Es un hombre pequeño y deforme, repelente, de baja estatura, enano, de facciones gruesas y toscas, viste de quilineja o de pompón, con gorro tipo cónico, sus pies sin talón son muñones, porta un hacha de piedra o bastón de madera "Pahueldún", produce sonidos guturales. Vive en los bosques y tiene la fuerza de un gigante; con su pequeña hacha de piedra es capaz de derribar cualquier árbol, por grueso y duro que éste sea, de solo tres hachazos. Camina ayudándose con su "Pahueldún", lo usa para mantener el equilibrio de su cuerpo. Lo pasa siempre en el bosque entre los troncos de los árboles, sentado tejiendo su vestido de quilineja.

Ataca a las mujeres solteras, a quienes persigue para desflorarlas. Pese a su repugnante aspecto despierta en las jóvenes un atractivo irresistible y les provoca sueños eróticos. La joven excitada se levanta y sale en su busca entre los matorrales del bosque. El Trauco con su mirada las seduce, las muchachas se echan al suelo y le ruegan que las desflore. Si alguien lo llegara a molestar, le suelta inmediatamente un aire, dejándole torcido, deformado de manos, brazos, piernas. Matándolo con su mirada o sentenciándolo a morir antes del año.

El Trauco puede ser destruido de diversas formas:
  • Pasar a la persona que ha sido torcida por el humo del fogón.
  • Hacer un sahumerio de canelo o laurel.
  • Gritarle insultos y lanzar cenizas calientes al fuego.
  • Atrapando el "Pahueldún" y colgándolo en el "Collín"
  • Al coger al Trauco, se cuelga en el Collín del fogón donde se convierte en un palo torcido que destila, con el cual se frota a las víctimas de sus maleficios.

Ten-Ten Vilú y Cai-Cai Vilú

La leyenda cuenta que milenios atrás, Chiloé era parte de un solo cuerpo terrestre unido al continente. Un día apareció el espíritu de las aguas en forma de culebra: Cai-Cai Vilú. Este ordenó el ascenso de las aguas, ocasionando con ello la inundación en las tierras bajas, valles y cerros, sepultando a sus habitantes. Cuando las aguas cubrían gran parte de la tierra, se presentó el espíritu protector de la tierra, Ten-Ten Vilú, en forma de culebra, originando así el inicio de una larga batalla.
La lucha entre estas dos fuerzas fue fuerte y penosa. Mientras una elevaba el nivel de las aguas, la otra elevaba las tierras, tratando ambas de proteger todo lo existente en sus respectivos dominios.

Después de largos años de batalla, en la cual ninguna demostraba clara supremacía. La culebra Ten-Ten Vilú logró vencer a su enemiga, pero no totalmente ya que los campos de batalla no regresaron a sus límites primitivos, conformando así los antiguos y fructíferos valles transformados en golfos, y los cerros y cordilleras en diversas islas.



1 comentario:

  1. Me encanta bastante la mitología y no dudé en ver tu entrada. No conocía esos mitos... bueno a excepción del Trauco, que es casi igual a una leyenda en la selva de acá que tenemos.
    Espero que hayas disfrutado tu viaje^^ Besos♥

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...